jueves, 26 de agosto de 2010

USOS Y COSTUMBRES

    A pesar de las pircas y los cercos, gente de las aldeas vecinas solían cruzar las fronteras sin permiso, para cazar y quizas invadir las tierras de cultivo. Así empezaban las guerras.
   Acostumbraban  ir al combate con el rostro pintado, mitad negro y mitad rojo.
  Las armas eran de piedra. Con ellas hacían bolas de boleadoras, cuchillos, cabezas de mazas, puntas de lanzas y de flecha y proyectiles para honda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada